Ana desprende dulzura, Álvaro transmite tranquilidad… Así, sólo tuvimos que dejar que la luz hiciera su trabajo y la fotografía fluyó. La lluvia amenazante fue al final respetuosa, y sólo atacó con fuerza cuando ya todos los invitados estaban sentados a la mesa y los novios saludando en su triunfal entrada!  

Fue muy fácil trabajar con vosotros, chicos, muchas gracias por dejarnos participar en vuestro gran día. 

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

Boda Ana&Alvaro

También te interesa ...

¿Te gustó? Compártelo con tus amigos