boda

¿crees que un fotógrafo aficionado te podría hacer una foto como esta?

Por qué contratar un fotógrafo profesional para nuestra boda es una de las preguntas que le asaltan a algunos novios al empezar a organizar su boda. El presupuesto siempre es limitado y son muchas las cosas que quieren hacer para celebrar su boda.

Esto hace que muchos se planteen la posibilidad de que su reportaje lo haga algún amigo o familiar aficionado a la fotografía en lugar de contratar un fotógrafo profesional.

Hace unas semanas os dábamos las claves para contratar a un fotógrafo. En este artículo os vamos a explicar los motivos fundamentales por los que contratar un fotógrafo profesional es siempre la mejor opción en eventos tan importantes como una boda.

Recursos

un fotógrafo profesional te garantiza que cuenta con equipos de gama profesional tanto para la toma de las fotos como para su posterior procesado. La calidad del equipo que se utiliza para hacer las fotos es determinante en la calidad del trabajo.

Pero cuando hablamos de recursos nos referimos también a que conoce perfectamente los proveedores con los que trabaja y tiene una amplia red de contactos con otros profesionales del sector que le permite solventar cualquier incidencia que le pueda surgir.

No es nada extraño que un compañero te llame y te pida que le dejes un objetivo porque ha tenido que mandar a reparar el suyo, por poner un ejemplo.

Formación

Un fotógrafo aficionado no tiene la capacidad (ni por tiempo ni por recursos) de formarse periódicamente para estar al día  en las últimas técnicas, tendencias, manejo de los nuevos modelos de equipos…

Por el contrario, cuando contratas un fotógrafo profesional estás invirtiendo en tener a tu disposición todo ese conocimiento.

Experiencia

Aunque encontréis a un aficionado que sea capaz de tener acceso a recursos y formación a un nivel próximo al de un profesional, nunca va a tener la misma experiencia que éste.

Un fotógrafo profesional lleva años dedicándose de forma “casi exclusiva” (o al menos de forma muy intensa) a la fotografía, por lo que estará preparado para anticiparse a lo que va a ocurrir. Sabrá colocarse en el sitio adecuado, preverá la correcta configuración del equipo en cada momento, etc.

Contratar un fotógrafo profesional pone a tu disposición a alguien que ha hecho, visto y descartado miles de fotos ¿realmente crees que tu amigo, el de la cámara buena, tiene mejor criterio para hacer este trabajo?

Los recuerdos serán lo único que te quede

Organizando la boda dedicarás mucho esfuerzo y dinero a un montón de cosas: detalles, música, comida, flores, … Pero ¿sabes qué es lo único que te quedará cuando pasen los años? El recuerdo.

Por eso, porque lo único que te queda es el recuerdo, merece la pena contratar un fotógrafo profesional para tu boda y no dejar en manos de un aficionado la posibilidad de tener un buen recuerdo de un día tan especial.

Para muestra un botón

La discusión de si contratar un fotógrafo profesional o no es muy recurrente, y desde la comunidad UNIONWEP han preparado una comparativa de fotos tomadas en instantes similares por un aficionado y otras, , tomadas por un fotógrafo profesional. Os recomiendo que veáis la página hasta el final porque tiene sorpresa.

¿Qué te ha parecido lo que has visto? Elocuente ¿verdad?

Como ves los argumentos para contratar un fotógrafo profesional el día de tu boda son más que suficientes como para que descartes definitivamente la opción del “cuñado fotógrafo”. ¿No te parece?!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.