Qué cámara me compro

Una de las preguntas recurrentes que nos hacéis durante las sesiones de fotos o en las reuniones que tenemos con los novios es ¿qué cámara me compro?, así que os hemos preparado un post con las claves básicas para elegir lo que necesitas realmente.

La mayoría de la gente, cuando se plantea qué cámara me compro se limita, poco más o menos, a elegir la que más “megas” tenga dentro de su segmento de presupuesto (aunque más megas sólo implica más cantidad de información, pero no implica más calidad).

Cuando alguien nos pide consejo para decidir qué cámara comprar, lo primero que le devolvemos otra pregunta ¿para qué quieres la cámara? o ¿qué vas a hacer con la cámara? En función de la respuesta la elección puede ser una u otra (completamente diferente).

Veamos los diferentes tipos de cámara y a qué tipo de usuario se adapta mejor.

El móvil. Si lo que buscas es hacer fotos sin complicación, disparando en cualquier momento y sin tener que preocuparte de la técnica de la cámara, te recomiendo que uses tu móvil, o que inviertas en comprar uno con una buena cámara.

Ventaja: siempre a mano, conexión directa a redes sociales.

Desventaja: calidad ‘ajustada’, es fácil perder todas las fotos si perdemos el móvil

Compacta. Si también estás buscando algo pequeño para poder llevar encima, pero con mayor calidad óptica, entonces tu elección es una cámara compacta. Además, dentro de las cámaras compactas, existen desde las puramente automáticas a las que permiten un control 100% manual. Dependerá de qué nivel de control quieras y de tu presupuesto que elijas una u otra.

Ventaja: tamaño reducido, buena calidad.

Desventaja: no tiene conexión a redes sociales directa, no siempre la llevas encima.

Réflex. Son cámaras de mayor volumen y con ópticas intercambiables. Permiten una mayor calidad y control. Aunque es muy habitual ver personas con cámaras réflex disparando en modo automático, esto carece de sentido. Para usar el modo automático mejor utiliza una compacta y te ahorras tener que cargar con una cámara más voluminosa. Las réflex (o DSLR) te la recomiendo si quieres profundizar en la fotografía y vas a recorrer el camino para tomar el control total de la cámara (sin automatismos).

Ventaja: calidad mucho mayor (en función del modelo, lentes, manejo,…).

Desventaja: son voluminosas y su precio es bastante más elevado que el de las compactas.

Cámara sin espejo. Son cámaras con ópticas intercambiables que prescinden del espejo que caracteriza a las DSLR. Permiten el mismo nivel de control que las réflex y un nivel de calidad muy similar, pero con un tamaño más reducido.

 

Esquema cámara sin espejo | Qué cámara me compro

Comparativa réflex vs evil | vía www.quecamaraevil.com

Gracias a este tamaño más reducido Son muy utilizadas en fotografía callejera ya que permiten pasar desapercibido.

Ventaja: frente a las reflex, tienen un tamaño mucho más reducido con una calidad muy similar.

Desventaja: su precio es bastante más elevado que el de las compactas (pero con una calidad y control mucho mayor).

Existe otro tipo de cámara que no he mencionado porque nunca la recomiendo. Se trata de las bridge, cámaras con aspecto y volumen parecido a las DSLR pero con óptica fija. Aunque reconozco que tiene algunas ventajas, me sigue pareciendo que para la calidad que ofrecen no compensa cargar con ese volumen. Me resulta más aconsejable una compacta.

Y tú, ¿sabes ya qué cámara comprar?

También te interesa ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustó? Compártelo con tus amigos